¿Libertad? ¿Democracia? Mentiras del nuevo orden.

por videlanghelo

Gracias a la televisión nuestros oligarcas disfrazados de demócratas han conseguido alienar completamente a nuestra sociedad. Cada día nos pisotean más derechos mientras nosotros se lo aplaudimos, y gran parte de culpa de esto la tienen nuestros medios de manipulación. No es un misterio que en nuestra sociedad no existe la separación de poderes, el gobierno controla los poderes mediático, judicial, legislativo y ejecutivo. Esto no es una democracia, es una dictadura encubierta en la que se pasan el día convenciendonos de lo bien que estamos y lo mal que están los que no siguen su modelo.

Si algo sale en nuestra televisión (controlada por las mismas manos que hace 30 años) es una verdad inamovible, y si no sale es que no existe. Es como cuando entre todos nuestros medios de comunicación orquestaron el bombardeo mediático antichavista, en las que el 90% de las noticias que nos llegaban se demostraba en internet que eran falsas en cuestión de horas, pero a la televisión y los medios de comunicación jamás llegaba ninguna rectificación.

Lo mismo que cuando detienen a tal etarra peligrosísimo dándole mucho bombo y platillo mientras que callan como putas cuando lo dejan marcharse sin cargos al de 5 días.

Otro ejemplo lo tenemos con el reciente bombardeo mediático en contra de China y a favor del Tibet. Chinos malos malosos, Tibetanos pobrecillos exprimidos, pero bien que se abstienen de mostrar imágenes de cuando el tibet era gobernado por los Lamas.

Y mientras nosotros nos preocupamos de Chávez, China o ETA, nuestros burgueses líderes siguen adelante en sus campañas de recortes de derechos, robando, torturando o deteniendo a los que protestan contra el sistema.

Me temo mucho que a este paso, dentro de 100 años estaremos otra vez como en la revolución industrial y encima agradeceremos nuestra precariedad a los que se dedican a darnos por culo. Estamos a dos telediarios de convertirnos en El mundo feliz de Aldous Huxley.

Como decía Goebbels, “Una mentira mil veces repetida se convierte en una verdad“, qué razón tenía cuando lo dijo.