La guerra de las galaxias: Caballeros de la antigua república.

por videlanghelo

Hoy quiero hablar de un enorme juegazo que descubrí la semana pasada gracias a Pablo de Mod-PC. Como algunos sabreis, soy un fanático de Star Wars, me se al dedillo las películas y se bastante del universo expandido (que me parece tan bueno, o incluso más que lo que hemos visto en las películas).

El caso es que era la primera vez que jugaba a un juego de rol de Star Wars, conocía este juego desde hace bastante tiempo, pero no me ha dado por jugar hasta ahora, craso error. El juego es de rol y muy abierto, es decir, que puedes seguir caminos totalmente opuestos, puedes ser un soldado normal, el jedi mas bondadoso e incorruptible de la galaxia o el sith mas oscuro de la historia. Cada acción que hagas determinará hacia que lado de la fuerza te decantarás.

La historia trascurre tras las guerras mandalorianas, tu eres un joven soldado de la república que de repente se despierta en una nave de guerra que transporta a una famosa jedi. Dicha nave sufre un devastador ataque por parte de las fuerzas Sith y consigues escapar junto a Carth Onassi de una muerte segura para aterrizar en Taris, un planeta conquistado por los Sith. Donde descubres que hay mas supervivientes. Y hasta ahí puedo hablar…

Conforme avanza la historia podrás decidir seguir al lado de la luz o al reverso tenebroso, cambiando mucho el juego dependiendo del camino que sigas. Se considera como canónico la historia del lado de la luz y yo preferí jugar en este modo, es mucho más emocionante ya que te involucras mas con el personaje, jejeje a veces hasta me he emocionado con algunos actos nobles y heróicos que he llevado a cabo en el bando de la luz. En cambio, en el caso del reverso tenebroso, te involucras menos con el personaje pero te diviertes más, todo lo que tienes que hacer es ser borde, muy borde. Y si consigues que un problema se solucione mediante derramamiento de sangre, mejor que mejor.

El sistema de combate es bastante peculiar y resulta realmente cómodo en la mayoría de los casos. Es una especie de mezcla entre combate en tiempo real y por turnos, pero está tan bien hecho que el tema de los turnos casi ni te percatas de el, sólo para ordenar los ataques al principio del combate o cuando pausas el juego, el resto es en tiempo real.

El apartado gráfico me parece muy bueno teniendo en cuenta que es del año 2003, sobre todo en cuanto a brillos. La traducción se ha limitado al subtitulado (cosa que no me molesta en absoluto, prefiero esto a que me los doblen mal…), aunque los subtítulos contienen algunos errores, alguno de ellos me ha hecho rebuscar durante horas en Kashyyyk. Y también he encontrado algún que otro bug, como que tiende a hacer cosas raras si te pegas a una esquina y cambias de personaje, entre otros.

Y lo más importante del juego es que es largo, algo que para mí le da muchos puntos a un juego.  Además se invita a ser rejugado para ver diferentes consecuencias. A ver si no tardo mucho en conseguirme la segunda parte. Lo que tengo seguro es que con lo que me ha gustado, es muy probable que me compre el original (aunque luego no use el DVD para nada, se merecen que se lo compre).

Y de darle nota a este juego, le daría un notable-sobresaliente. Hacía mucho tiempo que un juego no me enganchaba tanto.