Me licenciaron en el 39.

Voy a aprovechar para traer un texto escrito por mi abuelo poco después del final de la Guerra Civil. Mi abuelo era capitán republicano y se salvó de la muerte de pura casualidad. Coincidió que en la prisión donde lo mandaron tras la guerra había un familiar nuestro que era fascista. Mi abuelo tuvo una suerte enorme al ser reconocido por ese otro familiar.

Aquí está el texto integro, puede que algunos nombres estén mal ya que la ortografía de algunas palabras dificultaba bastante la lectura.

Juan Barrera Román, de la quinta del 35.

Serví en el batallón de montaña Chiclana Nº1, en Figueras, Castillo San Fernando.
Cuando estalló el movimiento, salimos al frente junto con el regimiento de Tarragona.
Estuvimos en Quinto Belchite, en la sierra del Lobo. Después me hicieron fuerza de
choque, estuvimos en la columna de Liste, en la de Cipriano Mera y en la de Galan.
En la buena vida de Durruti estuve dos años.

Al de dos años me cogieron prisionero en Sangarey, estuve 6 meses preso en el campo
de la Magdalena en Santander. A los tres meses me sacaron a declarar. Fuimos tres, dos
murieron de la paliza que nos dieron y a mí me dejaron creyendo que estaba muerto.
Estuve ingresado en el hospital tres meses. Me dijeron que pidiera la conducta al
pueblo y yo dije que la pidieran ellos, entonces la pidieron y me dieron la libertad

Me licenciaron en el 39.